La presbicia es la pérdida de la visión próxima que se da de forma natural y progresiva en todas las personas a partir de los 40 años. Se produce por la disminución fisiológica de la acomodación, resultado de la pérdida de elasticidad del cristalino y del tono del músculo ciliar.

eye-accomodation1

Cambios que sufre el cristalino al enfocar objetos lejanos (izquierda) y cercanos (derecha)

La pérdida de nitidez cercana que ocasiona la presbicia no se presenta al mismo tiempo para todo el mundo, depende de varios factores, incluyendo el error refractivo de cada uno. De esta forma los pacientes miopes padecerán más tarde este proceso, mientras que los pacientes emétropes o hipermétropes lo padecerán antes.

shutterstock_27257383

Puesto que es un proceso fisiológico normal, no se puede prevenir ni dispone de tratamiento. Sin embargo, se puede compensar de diferentes formas. Estas incluyen el uso de lentes oftálmicas, lentes de contacto o la cirugía refractiva.

La primera opción es la más utilizada hoy en día. Las lentes oftálmicas se clasifican en monofocales (para una sola distancia) o multifocales (para varias distancias), que incluirían los bifocales y los progresivos. Estos últimos se clasifican en varias gamas, que dependen del campo visual que se abarque.

862552

Campo visual que proporciona una lente progresiva para visión lejana, intermedia y cercana

Las lentes de contacto multifocales son una opción cada vez más utilizada por comodidad y estética. Existen diferentes diseños, pero la mayoría proporciona dos focos de visión (uno lejano y otro cercano) que se proyectan simultáneamente en la retina. Por lo que es el paciente el que selecciona la imagen en la que desea fijarse.

3-zone-pv2forp

Zonas de visión de una lente de contacto multifocal

Las técnicas quirúrgicas para solucionar la presbicia han ido en aumento en los últimos años. Estos avances han incluido técnicas con láser como Intracor, que crea 5 anillos concéntricos en el ojo no dominante del paciente, provocando mayor convergencia corneal. Sin embargo, esta técnica tiene la desventaja de causar una deformación corneal irreversible. Por otro lado, las lentes intraestromales (las cuales se introducen en el medio de la córnea) han ido ganando fama por ser un opción reversible. Una de estas lentes es el implante Kamra, que está formado por una lente opaca con una pequeña apertura que permite que solamente pase la luz del centro, aumentando así la profundidad de enfoque.

KAMRA

En otras entradas se ha hablado de la cirugía ambulatoria más realizada en oftalmología, la cirugía de cataratas, y de como en ésta se substituía el cristalino por una lente intraocular (LIO). Estas lentes, se han mejorado pudiendo corregir defectos refractivos como miopía, hipermetropía, astigmatismo y también la presbicia.

Las lentes intraoculares para presbicia reciben el nombre de lentes intraoculares multifocales (bifocales o trifocales), las cuales sacrifican parcialmente la visión lejana para incrementar la visión próxima e intermedia. Estas lentes intraoculares no realizan la misma función de enfoque que realiza el cristalino, sino que producen un equivalente funcional de la acomodación al aumentar la profundidad de campo a partir del diseño de anillos concéntricos en la lente. Esto hace que se vea mejor de cerca, perdiendo ligeramente la visión lejana y disminuyendo la sensibilidad al contraste. Para intentar solucionar esto, actualmente se está investigando sobre lentes intraoculares acomodativas que intentan imitar los movimientos del cristalino.

IMG_6417

Lente intraocular multifocal implantada en un paciente tras cirugía de catarata

En general, con el aumento de la esperanza de vida y la búsqueda de una mayor calidad de vida, cada vez se investigan nuevos diseños de lentes (tanto oftálmicas, de contacto e intraoculares) y nuevas técnicas quirúrgicas para compensar la presbicia.

Cualquiera de las opciones explicadas en esta entrada del blog suele requerir de un periodo de adaptación. Además, no existe una opción óptima para todas las personas, por lo que la decisión dependerá de las necesidades del paciente y del consejo del oftalmólogo.

MSc. Ramón Llano Atanes

Departamento de Optometría